domingo, 30 de diciembre de 2012

Egon Schiele en el Guggenheim de Bilbao

Hasta el 6 de enero de 2013

El Guggenheim de Bilbao dedica una exposición al pintor expresionista Egon Schiele (1890-1918), fruto de la colaboración con el Museo Albertina de Viena.

La perspectiva personal, de ángulos que no surgen en un primer boceto, son ejemplo de su original mirada. A continuación, también miraremos al austriaco con ojos singulares en un recorrido dejando a un lado la ortodoxia.


Autorretrato tirando del párpado hacia abajo (1910).- EGON SCHIELE                                                     

El Expresionismo se caracteriza por sus formas y colores: se posicionan del lado del autor, que comparte protagonismo con el motivo representado, dejando la búsqueda del Realismo perseguido hasta entonces.

Schiele y su obra, son la angustia que siente ante el abismo inexpugnable del yo. La refleja en sus modelos vulnerables, provenientes algunos del proletariado, otros del lumpen, donde encuentra ese sufrimiento en su estadio más elevado.

"El cuerpo tendido y turbado", es un tema recurrente que comparte con Kokoschka (1886-1980), pintor contemporáneo también austriaco, perteneciente, como el propio Schiele, a la corriente expresionista con centro en Alemania. Y concentrada en Austria en la Secesión vienesa.

En el apartado técnico conlleva una explosión cromática, un viraje de las líneas hacia la honestidad, que sirve para abrir camino a las vanguardias históricas. Es decir, a la experiencia más rica y más compleja de todo el siglo XX en las artes plásticas.


La victoria de los sentimientos, de la ruptura con el Realismo, en favor de la expresión. El yo del artista


Murió con el encargo del cartel de una exposición de la Secesión recién terminado. El grupo que se sumaba al movimiento expresionista desde Viena, Austria, tenía en el joven Schiele al precursor y guía. Su destino era reconquistar la importancia alcanzada con Klimt (1862-1918), pero con diferentes paradigmas. Sin embargo, no llegó a ver los frutos de sus compañeros en la lucha por renovar el arte austriaco, contra el academicismo y abogando por las artes aplicadas, conceptos pregonados por la Bauhaus en Alemania.

El cartel era una reinterpretación de la Última cena, anunciando su muerte.


Notas a Egon

_El cromatismo de sus obras te acerca a la putrefacción del hombre, a su corrupción interna en un silencio solitario, siempre frío y sin testigos, en figuras sin contexto, a veces inacabadas, que no tienen fondo ni circunstancias. Porque a nadie le importa.

_La estética de lo feo, practicada tanto por Schiele como por Kokoschka, toma cuerpo en escrofulosas cervicales que se retuercen inflamadas. Rostros tumefactos, pálidos y macilentos.

_La irrealidad del violonchelista al que se le ha dejado sin violonchelo, y fundido todas sus piezas de ropa en una sola. Amputación de lo accesorio que deja al sentimiento desnudo.


El violonchelista (1910).- EGON SCHIELE

_Su controvertido interés por tener modelos, en su vasta mayoría femeninas, en ocasiones menores de edad, le llevó a prisión. Así se escribió la página más escandalosa de su vida. Que se saldó con unos días en la trena, olvidados con una mudanza forzosa.

_La inestabilidad de un hombre cercano a la implosión. En su interior nace y muere su soledad existencial. Dejando a sus dibujos, gouaches y acuarelas, además de alguna fotografía, como testigos.

Texto: Alicia y Juan P. Torres.
Multimedia: Egon Shiele.
El MonoCultural by Juan P. Torres is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Guitolão, um espectáculo de Carlos Barretto e António Eustáquio

Concerto inscrito no festival Jazz na Praça


Carlos Barretto e António Eustáquio na Praça Pavia Couceiro.- JUAN P. TORRES

A só alguns quarteirões da minha morada encontra-se a Praça Paiva Couceiro. Entre as freguesias da Penha de França e de São João é um centro natural de reunião. Mas não costuma acontecer nada de especial. Todos os dias tornam-se numa rotina. Também há exceções. À tarde na Praça é quase sempre uma chatice mas às vezes alguém ganha muito dinhero num jogo de cartas e a conversa da tarde é o afortunado que nessa noite vai beber bom vinho.

Mas há um melhor exemplo de como combater essa chatice de tarde na Praça. O ciclo de jazz que está a ser celebrado desde setembro. Na sua segunda edição Jazz na Praça consegue reunir todos as sextas às 18:00 a um bom número de vizinhos, com maior ou menor vontade de jazz. O quiosque não pára de preparar merendas e cafés com o respectivo bolo. A praça anima-se e as conversas convertem-se em sussurros.

Na passada sexta Carlos Barretto, contrabaixo, e António Esutáquio, guitolão, apresentaram o seu espectáculo Guitolão, publicado com o selo JACC Records, onde se descobrem as possibilidades musicais entre o jazz e o fado instrumental, do estranho instrumento fabricado por Gilberto Grácio a partir da guitarra portuguesa, mas com uma sonoridade mais grave e menos estridente. 

Esta sexta celebra-se o último concerto, de entrada livre como os outros, a cargo de Budda Power Blues, um trio procedente de Braga que tentará fechar de maneira em grande esta segunda edição.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Crítica: Gasland de Josh Fox

Emotividad no convencional

Dentro de un periodo de transición energética, de las fuentes no renovables a las renovables, no solo llegan novedades del bando de las verdes. Las más contaminantes y encaminadas a la obsolescencia, lejos de asumir su fin, han salido con ímpetu de sus trincheras y cuentan con una alta en sus filas. El escaso petróleo, el menos malo, pero malo, gas natural y las repudiadas nucleares tienen otro compañero para la contienda, aunque estén condenados a la derrota. Se trata del denominado gas no convencional, también llamado gas de esquisto o de pizarra. Esta última arremetida con modernizada tropa se ha librado en EE.UU. y lo que ha sucedido lo ha recogido Josh Fox en Gasland.

Se puede extraer gas no convencional de una novedosa forma, el fracking


INVITACIÓN A ENTRAR EN UN MUNDO NUEVO
El joven director recibió un día una carta en la que una compañía energética le ofrecía una considerable suma de dinero por unos terrenos familiares que tenía muertos de asco. El motivo del interés que suscitaban esas hectáreas era la certeza de que en ellas se podía extraer gas no convencional de una novedosa forma, el fracking. Tantos términos nuevos le hicieron indagar al realizador americano en el asunto y un mundo nuevo se abrió a sus ojos. Se documentó sobre la técnica de extracción, el fracking y el drilling, de los catastróficos efectos medio ambientales que desata, de los intereses que hacen que de repente entre en juego este nuevo, y hasta el momento desconocido, combustible, de la rentabilidad de las explotaciones, de la magnitud de los hechos.

MUCHO MÁS QUE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA
Todo esto se traduce en Gasland, que ve la luz en 2010. Pero más allá de un ejercicio de divulgación científica altamente recomendable se trata de un documental con el que consigue desvelar una estrangulada trama de intereses políticos, de sofisticados bailes entre las industrias y las productoras energéticas con los lobbies en el lugar del tocadiscos, eligiendo la canción que ha de sonar.


El film se refiere al caso concreto de EE.UU., donde existen particularidades propias de la nación de la bandera de barras y estrellas


Allá unos disfrutan, y otros padecen, una desregulación impensable en Europa, los lobbies son amos y señores del rumbo de la nación y el ecologismo no ha calado tan hondo. Lo que allí sucede no puede extrapolarse a Europa. Aunque aquí las compañías energéticas se autoconvencen de que el fin de las energías no renovables no llegará, al menos hasta que les salga rentable, tampoco quieren dejar sin parques a sus nietos.


En su segundo largometraje Fox consigue llegar al origen de la cuestión y guiarte esquemáticamente, pero sin perder el quid de la cuestión, por todo el proceso del fracking, traducido al español como fractura hidráulica. Véanlo


NO TODO EL MONTE ES ORÉGANO
Una voz lánguida de una desesperación algo exagerada puede darle una emotividad excesiva. O la espectacularidad del grifo que se prende con un mechero, repetido a intervalos de 20 minutos para conectar con el espectador menos atento, puede ser tildada de hollywoodiada innecesaria, no en vano fue nominada a los Oscars en la edición en la que Inside Job resultó vencedora. Luego está esa manera de contar, ágil pero poco ortodoxa, que tiene tanto sus acérrimos seguidores como sus detractores.

SEGUNDO ROUND
Sin embargo, hay críticas más graves a las que ha tenido que enfrentarse Josh Fox. Acabó en los tribunales por diversos actos en los que difamaba a las compañías que practican el fracking. Estas, además, se defendieron con informes exculpatorios de todas las acusaciones que les hacía Fox en lo que ellas consideraban un sesgado acercamiento a la realidad de la fractura hidraúlica.

"Las cosas que hoy parecen seguras, no lo son mañana", Sheldon Silver (The sky is pink)


THE SKY IS PINK
Pero el director, que ha elevado la película a la categoría de movimiento de activismo medio ambiental, véase su web, respondió hace apenas dos meses con un reportaje, The sky is pinkcon el que, lejos de achantarse, volvía a la carga. En este último trabajo, que ronda los 20 minutos y cuenta con más gráficos, el mismo tono sensiblero y no es tan didáctico como el original, compara la estrategia de marketing que se lleva a cabo para anunciar el fracking como un método de extracción de energía respetable con nuestro querido planeta, con la que se utilizó en los cuarenta para vender el tabaco que ya se sabía dañino y cancerígeno. Todo muy yanky. To be continued...




Texto: Juan P. Torres.

martes, 10 de julio de 2012

Fiesta presentación de las Drive Sessions

Greasy & Grizzly + Terrier + The Pulsebeats

Las Drive Sessions arrancan allá por enero a documentar en formato imagen-audio lo que acontece en el circuito underground de Cantabria, proximidades y conocidos -aunque la intención es de abrirse a toda España, en lo referido, sobre todo, al rock. El viernes, aprovechando que es verano, que los calendarios laborales se relajan y que dos suculentos grupos (Greasy & Grizzly y Terrier) andaban de paso, por motivos drivers, por Santander, se organizó un concierto/presentación que diese la bienvenida en condiciones a una iniciativa tan interesante como las Drive Sessions. A las bandas ya mencionadas se sumaban The Pulsebeats, que ha yan sido carne de cañón de las mismas.

Greasy & Greasly: Música de sanación palentina 


Uniformados de rojo pasión se presentan casi puntuales el dúo chico-chica Greasy & GrizzlyEl chico es Antonio Urchaga y toca la guitarra, una Gretsch a imagen y semejanza de la mítica de Bob Diley, de cuerpo rectangular y también en rojo pasión. Su indumentaria la completan unas Creepers blancas que revisan en concepto de cow-boy, elevándolo unos cuantos centímetros. Es el encargado con su hermano gemelo, Gerardo, de los FOLC (Friends Of Los Chicos) Records y guitarrista de los mismísimos Los Chicos. La chica se llama María y toca la batería, es lo único que podemos decir. Provienen de la estepa palentina pero ahora rugen su rock solo apto para crudívoros desde Liérganes (Cantabria). Por cuestiones biológicas se han asentado en ese lugar de la Cantabria profunda conocido por sus tetas, el bar Los picos y el mitológico hombre pez.


Si durante uno de sus directos muriesen repentinamente sus estertores olerían a morcilla y kalimotxo. Aceleran, más si cabe, los ritmos diabólicos de Little Richard y su Tutti frutti, recrudecen la versión de The Oblivians del Sunday you need love de TRIO. Pero cuando llega el momento de sus temas propios el rock árido y rotundo que practican no se relaja. Son la energía hecha directo y la potencia toma las tablas con sus hit Quiero ser negro o la machacona, pero no por ello menos efectiva, Viva el kalimotxo. Los aberrantes coros de María a la batería recuerdan que la suciedad cuando se apodera de la música puede llegar a resultar exquisita, porque la ración de vísceras esparcida por el escenario quedará grabada por un tiempo en nuestros tímpanos, o lo que quede de ellos. Su única referencia hasta el momento, un 7" a pachas con Tracy Lee Summer, de apenas 300 unidades de tirada, bajo el sello ¡cómo no! FOLC Records, sabe a poco para los pecaminosos sonidos de G&G


Terrier: Los perritos (guau, guaUU)


Terrier son unos cachorros que ladran juntos desde hace poco más de un año. Son fruto del arrejuntamiento de La Duquesa (Call me idiot), Guti, conocido en su Madrid adoptivo como Don Matías (Call me idiot), la silenciosa Manoli (Las Jennys de ArroyoColebro) y el ínclito Dave Petrone (Fumestones y Call me idiot), con sus sempiternas patillas. Esta fauna que se mueve en un inconfundíble sonido garagero, entre lo arrastrado y lo detallista, lo gritón y lo susurrado. Como ellos mismos dicen en su Facebook: "Entre fuerte y flojo, entre tranquilo y rabioso". La Velvet es u grupo que no falta en sus remixes cuando viajan en jet privado, o cuando ensayan en el Rock Palace.


En el Black Bird, Terrier bajaron las revoluciones pero metieron a más gente dentro, en relación con Greasy & Grizzly. La voz ronca de Dave, parénteris: (conocido en su faceta audiovisual como David Iñurreta y digno de reconocimiento por sus pedazo de videoclips de Juanita y los feos, entre otros, cierro paréntesis) la contestan las dulces Manoli y Duquesa a los coros. En el concierto del viernes se vieron acompañados como testigo de excepción a la abuela de Don Matías, a quien dedicaron, en una muestra de gran delicadeza, la canción Fuera de aquí. De ellos podemos encontrar en la red de redes, en su Bandcamp, un EP con seis canciones llenas de fiesta y de pegadiza letra, de borrachera soleada. Para que la gente se pudiese llevar algo más tangible a su casa después del concierto llevaron unos cassetes caseros con unas chapitas y unas molonas camisetas, también de estampado artesanal. Pero no se alarmen que llegará el sello que les saque un single en condiciones para presentarles como mandan los cánones.


Después de su visita a Santander no retornarán a los escenarios hasta finales de verano, pero tampoco pasará mucho tiempo hasta que vuelvan a estar por la capital cántabra. Serán uno de los grupos de la novena edición del Action Weekend. Entonces volveremos a ver el bajo Danelectro con forma de lira de Manoli y cía, volveremos a escuchar la versión del She craked de los Modern lovers con el que la gente lo flipó tanto en el Black bird, volveremos a sentir el amor casi carnal de Don Matías por Phill Collins.


The Pulsebeats: Drive Sessions de mayo


Los únicos de los tres grupos que ya han pasado por las citadas Drive Sessions son el trío fruto de una explosión de garage, power pop y punk rock. Con Natahn a la voz y guitarra y Ral a la batería y los coros (ambos, anteriormente en The Vipers UK) el puesto del bajo no lo tienen tan bien cubierto, o corrigiendo mis palabras, atado. Empezaron con Álex, y grabaron su LP homónimo The Pulsebeats con Luis, pero al concierto acudió Álex, el primer bajista de The Pulsebeats y actualmente también en los torrelaveguenses Zientotreintayuno.


Además de repasar de arriba a abajo su única referencia hasta el momento, disponible en FOLC Records, enseñaron algunas canciones, aún más aceleradas, arrojadas a todo trapo hasta su final, sin llegar apenas a los dos minutos y con la rebeldía punk por bandera. La camiseta de los Guns n' roses de Nathan acabó sudada y antes de las once y media, por cuestiones decibélicas, ya habían terminado.

Entonces llegaron las azafatas Jager, patrocinador de la fiesta, con su licor de hierbas en probetas


Al día siguiente hubo otra fiesta, esta vez organizada no por las Drive Sessions, que se graban y guardan estrechísima relación con los Drive Division, sino por otro de los grandes estudios de Cantabria, los GuitarTown Recordings de Hendrick Rover. En Liérganes se reunieron en concierto/ BBQ ¡viva el mestizaje! el cantante de los Deltonos como maetro de ceremonias y los Pilgrim Rose como invitados de lujo. Además de  amigos y degustadores de chorizo criollo. Pero eso es harina de otro costal.

Texto: Juan P. Torres.
Multimedia: Juan P. Torres y Diego Von Trier.

martes, 3 de julio de 2012

Crítica: ¿Y si vivimos todos juntos? de Stéphane Robelin

¿Y si morimos todos juntos?

Hace ya algunos días pasaba ante mis ojos, sin pena ni gloria, la película de la hija de Costas Gavras Tres veces 20 años, que trata de la entrada en la tercera edad, el momento en que constatas que el maduro interesante se transforma en incipiente gagá, esa fase intermedia, antes de la muerte, en la que se consuma el hecho de que solo hay un fin, y está lejos de ser el fin final de Aristóteles. Como consuelo queda que, al menos, en la tercera edad puedes ir a cursillos de pintura, jugar con tus nietos y gozas de una relativa buena salud. El problema es que existe una fase siguiente, la cuarta edad, directamente la sala de espera hacia la muerte.

Esta etapa es el contexto en el que se desarrolla el segundo filme de Stéphane Robelin. Plantea una cuestión que si bien con el paso del tiempo se ha instalado en la sociedad no se acostumbra a llevar a la gran pantalla: "Los ancianos ya no viven con sus familias". Además de proclamar esta verdad como un templo, Robelin ofrece una alternativa a la pregunta que ellos mismos, los ancianos infravalorados por las generaciones que han pasado por encima de ellos, se hacen: ¿Qué haremos con el resto de nuestras vidas si nuestros hijos no nos ayudan, (y no vemos en las residencias de ancianos una salida)?


Acercamiento original de alcance popular para conocer las miserias de la cuarta edad


Los septuagenarios y legendarios actores: Guy Bedos, Geraldine Chaplin, Pierre Richard, Claude Ritch y Jane Fonda, la última en sumarse al plantel, son los encargados de representar esas escenas de lo que significa envejecer y ver que también puede ser bonito, y necesario, seguir viviendo aventuras maravillosas pese a que la parca esté al acecho. Lo más significativo es ver que este sobresaliente elenco, secundado por un Daniël Brulh como documentalista de su decaimiento, refleja a unos viejos que siguen riendo, discutiendo y follando, aunque estén camino de la tumba.

Son lo únicos que les queda, sólo se tienen a sí mismos


Cada uno carga en su mochila con los males propios del paso del tiempo y la vejez. El cáncer, el alzheimer y la soledad se vuelve contagiosos para el espectador que acaba compungido en su butaca. A sus  pertinentes mochilas hay que sumarles, no una mochila, sino un maletón que comparten, lleno de las dificultades propias de la vida en común, con el que igualmente tienen que apechugar. Y es que la otra gran pata sobre la que gira la película es la vida en común y sus quehaceres. Pero son lo único que les queda, solo se tienen a sí mismos, y disfrutan con ello. Sin embargo en esa profundidad trágica también aflora una pátina de comedia fresca, francesa, misteriosa y sutil que te hace disfrutar. Si bien no consigue una sonrisa perenne, el humor es la técnica de evasión de estos viejos para distraer, que no eludir, la muerte.

Se han visto arrollados por otras maneras de ver el mundo, en las que el individuo está por encima de la comunidad, la familia y el abuelo


Con perspectiva, es curioso que sean los jóvenes hippies del 68, que proclamaban el comunitarismo (dejando a un lado si libertario o colectivo) y la revolución sexual, los que se han visto arrollados por otras maneras de entender el mundo, en las que el individuo está por encima de la comunidad, la familia y el abuelo. Donde el abuelo se las tiene que apañar porque la solidaridad y el ser agradecido, "niet, niet". Aunque si algo queda claro es que el deseo nos guía mientras estamos vivos.



Texto: Juan P. Torres.
El MonoCultural by Juan P. Torres is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.

lunes, 2 de julio de 2012

45 grados y Polaroid presentan credenciales en el Black bird

Cuando más música significa menos gente

"La vida te lleva por caminos raros", canta Diego Vasallo. En el 'mundillo' de la música más si cabe, añado. O al menos eso pensarán 45 grados después de pasar de tocar a las primeras de cambio en el Palacio de Deportes de Santander, ante un gentío que ni se podían imaginar, con la balanza música vs ganas decantándose claramente por las ganas; a estar ahora con mucha más música, las ganas intactas, pero con mucha menos gente al otro lado del escenario. El sueño que hace casi cuatro años abrió las alas empieza a tomar realidad, se acerca a un aterrizaje forzoso, y no por falta de aptitudes, sino porque la vida -en el 'mundillo' de la música- te lleva por caminos raros.

45 grados se reencontraban con Santander después de nueve meses


El sábado, mientras los renovados Parchís firmaban autógrafos en el Corte inglés, 45 grados se preparaban para una noche especial, en la que se reencontrarían con Santander después de nueve meses sin ningún concierto en su ciudad. La cita en el Black bird también contaría con Polaroid, que devolverían a 45º la visita después de que los cántabros se acercasen a su Donosti natal hará mes y pico. Polaroid, no confundir con los torrelaveguenses anteriormente conocidos como Pôlaroyd, ahora El juego de Berne, abrieron la noche.

Polaroid arman un muro de sonidos oscuros, de un épica de aires perversos


Construyeron un muro de sonidos oscuros, de texturas angustiosas, propias de ambientes decadentes. Flirtean con la intensidad contenida de Interpol, con esa cadencia post punk que marca el pulso de un thriller, de una huida desesperada, o de un viaje hacia el interior de uno mismo que no acaba bien. Su música bebe directamente de Joy Division, la camiseta del guitarrista no deja lugar a dudas sobre sus influencias. Armados de esa épica de aires perversos el cuarteto de dos guitarras, bajo y batería venían de tocar recientemente en las fiestas de Donosti al lado de Biggot o Guadalupe Plata y de enseñar su música en acústico de la mano de FNAC.


En su primera visita a Santander, aprovecharon para presentar su primer LP The escapist (Record union, 2012), aunque sin las proyecciones audiovisuales que utilizaron en su estreno en Sanse. Con su segundo trabajo, compuesto por apenas ocho canciones, además de confirmar su sonido de la demo Temper the blanks (Record union, 2010), se acercan también a un intimismo igual de tenebroso pero más calmado. Con sus (suponemos) novias como fieles fans en la primera fila consiguieron acabar juntado a un numero simpático de oyentes que viajaban en las tinieblas eléctricas de sus pasajes. Tal vez no vendieran muchos discos pero presentaron sus credenciales en petit comité a los que se pasaron a escuchar y crearon una atmósfera propicia para que 45 grados entrasen en escena.


Cambio de un par de platos, pedaleras de guitarras y el trío formado por Carlos, David y Marco ya está preparado. Cierran con este bolo su mini gira nacional que les ha llevado por primera vez a Madrid, a San Sebastián y casi a Zaragoza, cancelaron a última hora. Una píldora biográfica curiosa podemos encontrarla de la mano de Any Warhol en su tostadora del DM, para ponernos en antecedentes sobre este trío, que con el lanzamiento de sus dos últimos singles, Reiniciar y Fiesta de disfraces (autoeditados, 2012), grabados y producidos a las órdenes de Alex Pis en los estudios Drive division, han mostrado su mejor versión.

La esencia de su estilo permanece pero con su madurez se hace un hueco definitivo la experimentación y los instrumentales etéreos


A pesar de los problemas de coincidencia geográfica por los estudios de Marco o las aventuras en solitario de David como How to disappear, sus melodías han pasado de la adolescencia quinceañera para derivar en una madurez veinteañera que les ha sentado bien y resulta interesante. Siguen cantando en español y asentados en unas estructuras cada vez más etéreas y que les distinguen del resto de grupos de la región. Solo falta un empujón más definitivo que les ponga en boca de medios independientes de ámbito nacional.


Salidas/llegadas, Reiniciar o temas de su EP Inflexión (autoeditado, 2011) como Natural o La tormenta son representativas del sonido que va en la línea de Beach Fossils o Nudozurdo, dejando a un lado sus primeras influencias de un corte marcadamente británico. Su directo es más sólido, la voz de Carlos se muestra más amable y los riffs se despegan de la guitarra con una personalidad propia, dejan de ser efervescente para convertirse en atmosféricos. Toman protagonismo los instrumentales y la experimentación como nunca antes. Continúan en la búsqueda de nuevos caminos pero se asientan con un sonido y un estilo propio en Santander. 


Aunque del otro lado están los fans, que si bien por las redes sociales suman 1000 en Facebook o casi 600 en Twitter no se dejan ver por los conciertos. La maduración de unas ideas que con el tiempo han tomado una forma definitiva les hace menos accesibles. Sin embargo les confiere una personalidad que antes no tenían. En el concierto del sábado encontraron además de sus fieles de siempre, a un público variopinto, que sigue siendo marcadamente femenino pero entre los que se dejaba ver, también, a Fran de Estereotypo, que hacía un descanso en la grabación de su tercer disco y a algún otro habitual. Alrededor de 50 personas, alguna más, que fueron partícipes de su interesante progresión, del estreno del técnico en prácticas del Black bird, un par de acoples incluidos, o del espacio que se ha hecho definitivamente David a los coros.

La suerte es el factor clave con el que siguen esperando aliarse en algún momento para entrar en el terreno profesional


Con este concierto con el que confirman que tienen cosas que ofrecer y que en la escena santanderina hay pocos como ellos. Sin embargo la incertidumbre con su futuro hace que se encuentren en una situación delicada. Y al Black bird volveremos pronto con la fiesta presentación de las Drive Sessions.

Setlist 45 grados

Intro
No improvises
Miradas perdidas
Natural
Instrumental
Combinación de frecuencias
Fiesta de disfraces
Salidas/llegadas
Ingravidez
Instrumental + La tormenta
----
Reiniciar
Por más que lo intentes


Texto: Juan P. Torres.
Multimedia: Juan P. Torres.
El MonoCultural by Juan P. Torres is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.

martes, 12 de junio de 2012

Mini-festival en el Parque de Cros

Música y juventud de la mano de Waterfall, Repion, 90 días y All in


Como anticipo de los 13 días de festejos que vivirá Camargo a partir del miércoles, con motivo de San Antonio y San Juan, la asociación de AMPAS (Asociaciones de madres y padres de alumnos) de Camargo convocó el pasado sábado a las familias de Camargo para festejar el fin de curso. Entre las actividades que formaban parte de la fiesta-encuentro de convivencia destacaban las actuaciones de grupos musicales. Las siguientes líneas se proponen relatar esos conciertos, el mini-festival que suponía el colofón del programa.

Música en la fiesta fin de curso de las AMPAS de Camargo


Waterfall son Álvaro, voz y guitarra, Diego, guitarra, Ramón, bajo y Teresa, batería. Abrían la velada con su primer concierto juntos de cara al público, ante unos ojos que mirasen, pero resolvieron bien las tres canciones que eligieron: Zombie de los Cramberries, Creep de Radiohead y While my guitar gently weeps de los Beatles. Un mini-concierto dentro de un mini-festival que sirvió como carta de presentación para Waterfall.


Aunque todavía no saben si será ese su nombre en el futuro, ni si encontrarán a alguien que ocupe el puesto a las baquetas después de que la pequeña de las Iñesta, en esta ocasión, les hiciese el favor de llevar el ritmo para que su participación fuese posible. Poca certidumbre en el horizonte pero sí que tienen claro que continuarán disfrutando de la música.

El día 30 Repion estará en La Balconada de Santander, en la esquina de la tienda Golf


A continuación, y con la tregua definitiva de la lluvia, llegó el turno de Repion. Sirviendo como preparación para su actuación en la II edición de "La balconada del Casco Viejo", en la que se presentarán en formato acústico en la esquina de la tienda Golf, junto a la plaza Porticada, el próximo día 30; despacharon su dosis de rock alternativo en un setlist breve pero intenso. Desde sus últimos temas Tropezamos o A saber, gratis en su Bandcamp, pasando por sus clásicos Morphina o She's drop dead gorgeous.


Para sorpresa del público encontramos una novedad en su repertorio, compuesto salvo por esta excepción por temas propios, con una versión muy fiel del Loli Jackson de Dover, de cuando Dover no eran chunta chunta ni amantes de los ritmos africanos. Hay que destacar también que estrenaban equipo y el sonido estuvo en todo momento en su sitio con Tano al control técnico.


El siguiente concierto fue el que concentró a más gente. Los amigos del punk, el skate y 90 días disfrutaron con el trío de Camargo. Teresa a la guitarra y a los coros, Jorge a la batería y Kasen como voz principal y el bajo entre las manos. En su repertorio de 12 canciones hubo cabida para el punk sucio (con el que nos quedamos), el más almidonado, el rock acelerado cercano al power-pop, emo punk tal vez, las letras desenfadas y las comprometidas, los amagos de desnudo y... ¿qué más se puede pedir?

90 días por delante para que en Camargo retumbe el punk de 90 días


Las píldoras de punk agitado de los renovados MOD ganan cuando afinar no es una prioridad y sí desgañitarse, sudar y sentir la urgencia del punk. Ahora comienza su época del año favorita, esos tres meses de desasosiego en los que no pararán de tocar y producirán nuevo material en garages del Camargo oculto y profundo.



All in se presentaban como el plato fuerte de la tarde-noche y sobre el escenario del Parque de Cros dieron motivos más que suficientes para confirmarse como una banda de directo cojonudo. Son cuatro pero parecen más. Con canciones propias evocan el rock de los 60 tardíos y primeros 70. Armonías bien armadas y ensayadas hasta la extenuación para luego conseguir un resultado sobresaliente en el directo.

All in lanza esta semana su primer E.P. Slow burning rock n' roll


Con referencias que van desde los Rolling a Led Zeppelin lo mismo se acercan al blues, que al garage o a una vertiente más dura, siempre con el rock clásico y contundente por bandera. El virtuosismo de sus guitarras, el poderos bajo taladrando desde primera línea de batalla y el carismático batería que pone las voces son las razones ineludibles para escuchar All in.


Enérgico rock de las orillas del Cantábrico hecho por cuatro veinteañeros que apenas llevan dos años juntos, no por unos dinosaurios anclados en el pasado con la escusa de que en "aquellos tiempos todo fue mejor". Además aprovecharon para anunciar que esta semana esperan sacar su primer E.P., compuesto por seis canciones grabadas en WASGE Estudios, que suponemos pondrán en su Bandcamp, y que llevará por título Slow burning rock n' roll. Esta será su primera referencia y significará un importante paso más en su andadura musical.

Texto: Juan P. Torres.
Multimedia: Juan P. Torres.
El MonoCultural by Juan P. Torres is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.

lunes, 11 de junio de 2012

23º concurso de pintura rápida de Camargo

Un día pintando Los Tocos de Escobedo.- JUAN P. TORRES


José Ignacio Amelivia vuelve a Logroño con el primer premio en el bolsillo


El domingo se celebró el vigésimo tercer concurso de pintura rápida al aire libre de Camargo, organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Camargo. Un año más se convocaba a pintores aficionados y profesionales al certamen más importante de esta índole en la región.


Una pintora al azar.- JUAN P. TORRES


Esta vez el escenario elegido fue el Barrio los Tocos de Escobedo. En una jornada en la que todo transcurrió con normalidad y el microclima de Escobedo respetó a los artistas y curiosos, durante casi todo el día, la vigésima tercera edición supuso un éxito en todos los aspectos.


El Barrio los Tocos de Escobedo fue el lugar del municipio de Camargo elegido como escenario para esta edición



La participación descendió con respecto al año pasado pero alcanzó una cifra significativa de 131 participantes, venidos de toda España aunque con marcado predominio cántabro. La organización de este concurso, que se dirige a cumplir dentro de poco sus bodas de plata, fue ejemplar gracias a la colaboración de grupos de personas del Ayto., de juntas vecinales o del grupo scout de Escobedo. 


Una vez entregadas las obras tras una mañana y media tarde de óleo, aguarrás y espátula, el fallo del jurado, compuesto por artistas de la talla de Vanesa Amutio o David Rodríguez Martín no tardo mucho en llegar.


El alcalde Diego Movellán en la entrega de premios.- JUAN P. TORRES


Coincidiendo en el tiempo con el España-Italia (y el Nadal - Djokovic) la asistencia al salón de actos de la Vidriera para escuchar los nombres de los ganadores fue notable. "Hay vida más allá del fútbol". Antes se proceder a la entrega de premios se había proyectado un vídeo-reportaje realizado por Javier Torres como resumen de la pasada edición. A las 19:15, tras la intervención en el acto del Alcalde del Ayto. de Camargo, Diego Movellán, se leyó el acta en la que figuraban los nombres de los finalistas y ganadores.



El segundo clasificado del año pasado fue el ganador de los 1100 euros de la presente edición



1er premio: José Ignacio Amelivia García (Logroño)


2º premio: Cynthia Díaz Menéndez (Gijón)


3er premio: Rubén Cruz de Miguel (Santander)


4º premio: Juan Carlos Moreno Gómez (Muriedas)


1er finalista: Alipio Ruano González (Santander)


2º finalista: Sandra Suárez Izquierdo (Corrales de Buelna)


3er finalista: Gonzalo Albo Sánchez-Bedoya (Santander)


Premio menor de 14 años: Miguel Moncalián Rodríguez (Santander)


Los premios entregados por distintos miembros del equipo de Gobierno camargués y la Presidenta de la Junta Vecinal de Escobedo, Esther Bolado, iban desde los 1100 euros del 1er premio a los 350 del 4º clasificado, siendo los finalistas reconocidos con una publicación municipal y el ganador del premio al menor de catorce años obsequiado con material artístico.


La exposición de las obras en La Vidriera estará abierta hasta el 27 de junio en horario de 17 a 21 horas



Al finalizar el acto de entrega de premios se abrió al público la exposición con todos los lienzos presentados. la exposición permanecerá abierta en horario de 17:00 a 21:00 horas, de luenes a viernes, hasta en 27 de junio (a excepción del día 25 por la festividad de San Juan) en las dependencias del Centro cultural La vidriera.


Texto: Juan P. Torres.
Multimedia: Juan P. Torres.
El MonoCultural by Juan P. Torres is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.

viernes, 8 de junio de 2012

Entrevista nº 1 de La Sala 101: Jadris

Entrevista a Jadris para La Sala 101.- JUAN P. TORRES

Como muchos sabréis, La Sala 101 es una plataforma de difusión independiente en la que ando metido desde hace algún tiempo. Poco a poco vamos progresando y entre los últimos trabajos que hemos llevado a cabo está una entrevista a Jadris. La audiovisual podéis verla en este mismo post, pero un jugoso y profundo cara a cara con el culpable de El saco roto solo podréis encontrarlo en La Sala 101.

Entrevista a Jadris en La Sala 101

Texto: Juan P. Torres.
Multimedia: Juan P. Torres.
Por el Vicio by Juan P. Torres is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...